jueves, 18 de febrero de 2016

La cabeza bien amueblada II

En la entrada pasada, se dieron unas pinceladas de como ser más eficaces en el entreno y comente de pasada el tema de la programación.
La programación no es otra cosa que saber que es lo que se va hacer a lo largo de la temporada. Por ejemplo podemos incluir varias cosas.

- Escoger las competiciones.
- Distancias a competir.
- Diferenciar competiciones objetivo, de las que no lo son.
- Que entrenamientos vamos a hacer a lo largo de las semanas, meses, anteriores a la competición.

Un fallo muy común, desde mi punto de vista, es querer abarcar gran número de competiciones, saturar el calendario y hacer que la preparación no sea la más correcta y no tengamos tiempo en pararnos en aspectos que necesitamos ( técnica, evolución del entrenamiento, asimilar cargas, etc..).
El hacer muchas competiciones requiere de una gran base y de un gran nivel de entrenamiento acumulado a lo largo de varias temporadas y los entrenamientos evolucionaran a medida que evoluciona el estado de forma del deportista a lo largo del tiempo.


El trabajo que realizo con mi grupo de deportistas, es ese, programar la temporada a medida que el deportista vaya evolucionando en su forma, para esto escojo la forma más sencilla para ellos que es la unidad semanal, ya que más fácil de ajustar el entrenamiento, sin comprometer demasiado el objetivo, si nos encontramos con imprevistos ( laborales, pequeñas lesiones, resfriados etc...).
También para ellos es una forma más sencilla de que llegue la información, a parte de las explicaciones de lo que quiero trabajar con ellos a largo plazo ( mesociclos, macrociclos).

Es importante saber en todo momento en que estado de forma nos encontramos, y no querer acelerar los procesos, por que a la larga siempre habrá un paso atrás que complicara los objetivos.

Diferenciar las competiciones, es otro punto importante, no siempre se puede estar al 100% en todas las competiciones, hay competiciones que serán nuestro objetivo y otras que utilizaremos para ayudar a nuestra preparación, estas competiciones nos darán ritmo competitivo, chispa, entrenamiento de calidad y nos servirán para ver en que dirección va nuestra preparación y observar posibles carencias y corregirlas.


Otro punto importante es, que competiciones vamos a incluir en nuestra temporada, esto depende de la experiencia que tenga nuestro deportista. Cuanta más experiencia más abanico de competiciones y distancias, a menos experiencia es más importante escoger y saber cuales son las competiciones y distancias correctas, en esto tu entrenador es la persona a la que debes recurrir y él es el que mejor te puede orientar, asesorar pues sabe cual es tu nivel.

Desde aquí te animo a que revises sin incluyes estos puntos o si en tu preparación están presentes, ya que pueden optimizar tu entrenamiento y aumentara  tú rendimiento.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada